Aspectos normativos

Más que estudiar las reglas de nuestra lengua o repetirlas en abstracto, lo que necesitamos para optimizar nuestra competencia redaccional es incorporar el hábito de utilizar material de apoyo: diccionarios, manuales de gramática y normativa; recursos de esa clase tienen que estar siempre disponibles, en formato impreso o digital. Ello, porque las dudas normativas aparecen cuando estamos en marcha, cuando escribimos en situaciones reales.

 

Los autores presentados en esta unidad incluyen las estrategias de apoyo, como parte del proceso de escritura propiamente dicha y las definen del siguiente modo: “Consisten en tareas de consulta acerca de aspectos gramaticales, léxicos, ortográficos, y de contenido -referentes al tema en cuestión- para su ampliación, especificación, definición o modificación”. (Cassany, 1994). La utilización de recursos de apoyo para resolver dudas lingüísticas optimiza la producción textual y debería constituir una rutina. Los aspectos normativos resultan difíciles de retener, por lo tanto, conviene disponer de manuales y listados de consulta simple y rápida.

 

Puntuación

El uso adecuado de los signos de puntuación y entonación contribuye con la cohesión textual y con la claridad y precisión del texto escrito, al subdividir el texto y así facilitar la comprensión. La puntuación también regula la intencionalidad del autor y evita las confusiones, las falsas interpretaciones, los cambios de significado y la ambigüedad. El uso de los diferentes signos depende de convenciones que hay que aprender.

Además, la puntuación funciona como recurso cohesivo. Puede observar aquí algunos ejemplos.

 

Discurso citado /referido

Entre las propiedades de los textos dijimos, en unidades anteriores, que se encuentra la intertextualidad. Es la cualidad por la cual un texto incluye directa o indirectamente referencias a otros, orales o escritos. Hemos hablado de multiplicidad de voces o polifonía. Conviene evitar confusiones y asegurar al lector la identificación de esas voces, garantizar que se distinga lo que afirmo yo de los dichos ajenos que comento, rebato, cito o defiendo.

El grupo Les Luthiers, en un fragmento de "El rey Enamorado”, nos dan una oportunidad para reírnos de lo que sucede cuando nos equivocamos al transmitir dichos ajenos.

 

 

En las prácticas redaccionales de la administración, usualmente se debe recurrir al discurso ajeno/referido para incorporarlo a un nuevo texto como discurso citado, comentado, transcripto, discutido, refutado, etc., proveniente de fuentes tanto escritas como orales. Es el caso de los informes, los dictámenes, las resoluciones, las actas, etc. Allí se cita normativa, se analizan documentos, se relatan hechos, se transcriben diálogos de diferentes actores institucionales (testimonios, entrevistas, textos radiales, conferencias, etc.). Es frecuente que se cometan errores en cuanto a la persona gramatical y se generen confusiones que afectan la comprensión por parte del destinatario lector.

 

El estilo directo se utiliza para citar textualmente las palabras de otro, esto es, reproducir en forma exacta el texto original, incluyendo los signos de puntuación. La cita directa es una práctica aconsejable en los textos de tipo académico en los que se fundamentan opiniones, se adhiere a autores o se apoyan argumentos en teorías o bien se refutan ideas ajenas. Debemos recordar que el texto citado se “entrecomilla” para diferenciarlo del resto, de nuestra autoría.

El estilo indirecto se utiliza cuando, en vez de reproducir directamente las palabras del emisor, parafraseamos, enunciamos nosotros lo dicho por otros. En estos casos tenemos que respetar las operaciones de transformación necesarias para mantener la cohesión y coherencia. Es decir, se debe tener en cuenta la persona gramatical, el tiempo verbal, el uso adecuado de los adverbios y los signos de puntación.

Si tiene que pasar del estilo directo al indirecto en su escritura, entonces le servirán las reglas a las que se debe ajustar, disponibles aquí.

 

La paráfrasis

Parafrasear es repetir con palabras propias lo expresado por el autor/documento que usamos como fuente. Cuando resumimos, comentamos o nos referimos a obras consultadas, tenemos que cuidarnos y distinguir correctamente nuestras ideas de las tomadas de los autores, de otro modo, asumimos como propias ideas ajenas y además dificultamos al lector la interpretación global de nuestro texto.

En el ámbito administrativo, la cita se incorpora como marca de objetividad o para respaldar nuestro texto en una autoridad. Nos apoyamos en la palabra reconocida para otorgar mayor peso a nuestro discurso.

 

TGU_WP_2015_linea

Alto en el camino. Sexta parada

Pana analizar y compartir

 

En esta instancia le proponemos describir y analizar una situación problemática o relevante surgida en el ámbito universitario en el que, conjeturalmente, Ud. se desempeña como Técnico en Gestión Universitaria.

En el Foro creado para este Alto en el Camino que está disponible en el Aula Virtual, Ud. deberá realizar dos entradas. Cuando escriba, recuerde y ponga en práctica las estrategias hasta aquí trabajadas para producir y revisar los textos.

 

Primera entrada en el foro:

Bullet-a Descripción de situación problemática o situación no contemplada en la normativa vigente que genere discusión en el área de trabajo en el que Ud. se desempeña.

Para completar este inciso puede elegir una situación ya vivida o puede imaginarla. Incluso, puede optar por un problema ya subsanado, pero proponer una alternativa de solución. Trate de dar objetivamente la mayor cantidad de detalles con el fin de situar la discusión: tema en cuestión, hechos relevantes, elementos históricos que pueden completar el escenario descripto, actores involucrados (con seudónimos), argumentos a favor y en contra que entran en disputa o discusión, etc.

Máximo 500 palabras.

 

  1. Bullet-b Análisis de la situación antes descripta.

Considere que el análisis debe ser material de insumo para, posteriormente, producir una propuesta que resuelva la situación problemática descripta. En esta instancia analítica, Ud. podrá evaluar la fuerza de los argumentos involucrados, los modos con los cuales otras instituciones o dependencias han dado solución a problemas/situaciones similares, etc. Por supuesto que este análisis puede nutrirse con material proveniente de internet (experiencias de otras instituciones, textos académicos en los que se aborde la problemática, etc.).

El análisis debe respetar las normas de producción de los textos académicos.

Máximo 600 palabras.

 

  1. bullet-cPropuesta de solución o mejoramiento.

Finalmente, lo invitamos a producir un párrafo en el que Ud. establezca una propuesta para solucionar o mejorar la situación planteada considerando el análisis producido.  

Máximo 100 palabras.

 

Segunda entrada en el foro:   

Lea las producciones de sus compañeros. Elija una entrada de un colega y realice un comentario. En él, se espera que Ud. valore el texto producido por su compañero: la organización, la redacción, la coherencia, la cohesión, el léxico, las referencias, la puntuación, etc. Para ello, le solicitamos que retome conceptos trabajados hasta aquí y que recupere las recomendaciones que Cassany realiza en el capítulo “La arquitectura de la Frase”.

Le sugerimos que esta revisión por pares se oriente, con respeto, tanto a realizar un aporte sobre la producción del colega como a valorar sus fortalezas.  

Su comentario no debe exceder las 500 palabras. 

La docente, revisará el foro y acompañará con preguntas, sugerencias y comentarios. 

Print Friendly
 

Bibliografía obligatoria

 

CASANNY, DANIEL. La cocina de la escritura. Barcelona: Lumen, 1998.

Print Friendly
Para consultar dudas sobre normativa

Sitio de la Real Academia Española, acceda aquí

Diccionario de la Real Academia Española, acceda aquí

Diccionario de sinónimos, acceda aquí

Print Friendly
 
 

Puede participar del “Alto en el camino. Sexta parada” en la sección “Debates” del “Espacio de trabajo” de esta unidad

Print Friendly