Comprensión lectora

Etapas y estrategias de lectura

Avancemos ahora sobre las estrategias. Al referirnos a un proceso estratégico, por lo general, pensamos en secuencias de acciones organizadas que nos llevan al cumplimiento de una meta: estrategias de supervivencia, de juego, de guerra, de ventas, didácticas, etc. Las asociamos con la idea de un plan flexible en el que se adoptan decisiones y cuya marcha y resultados van siendo controlados y eventualmente corregidos. Pues bien, lo mismo vale para el caso de la lectura.

Según K. Goodman, en el campo de la lectura, una estrategia es un amplio esquema para obtener, evaluar y utilizar información. Las estrategias implican autodirección y autocontrol por lo que le cabe al lector un protagonismo activo que demanda el desarrollo de la metacognición, es decir, conocimiento acerca de los propios procesos de pensamiento en función de los cuales va evaluando cómo lee y corrige su interpretación.

Asimismo, como lo expresa Marín (2004), las estrategias de lectura son actividades del lector, el cual articula el objetivo de lectura, la información textual y los conocimientos previos que posibilitarán reconstruir el sentido del texto. Esas estrategias no constituyen fórmulas fijas, sino modos de abordaje que en cada caso dependen del lector y, sobre todo, del tipo de texto.

Según Solé (1997), hay tres tipos de estrategias. Esos tres grupos corresponden a las tres etapas o fases del proceso lector:

ecp_u3_graf_02ok

El proceso de comprensión consiste en acercamientos progresivos al texto, mediante los cuales el lector va elaborando hipótesis que luego rechazará o confirmará definitivamente. A la etapa de pre-lectura corresponden las actividades de hipotetización, predicción y activación de conocimientos previos; a la etapa de lectura, la interpretación de variadas claves textuales y, por lo tanto, la aplicación de gran parte de los conocimientos letrados (todo lo visto acerca del texto en la unidad 2 y a la post-lectura, las actividades de reconstrucción del sentido global del texto, de reparación o corrección -cuando sea necesario- y de recordación de lo leído. Muchas veces, en el trabajo o en el estudio, se suman tareas de comunicación personal o producción textual oral o escrita a partir de lo leído. De hecho, hoy existe consenso en torno a la necesidad de ejercitar conjuntamente (o acompañar, complementar) habilidades de recepción interpretativa con habilidades productivas: oir/hablar y leer/ escribir.

 

En función de lo mencionado hasta aquí, habrá advertido que muestreo, anticipación o predicción e inferencia son estrategias básicas de lectura, todas ellas implican un rol activo por parte del lector. Además, como dijimos, los lectores autocontrolan permanentemente su proceso de comprensión, es decir: confirman o rectifican sus anticipaciones, corrigen, vuelven atrás en el texto y releen o buscan información fuera del texto cuando lo consideran necesario.

Ahora, pondremos énfasis en los procesos inferenciales. Para ello, pensemos que en un texto no todo es explícito, hay una gran cantidad de información implícita que debemos reponer / completar. Inferir demanda del lector operaciones de completamiento, asociación, deducción, inducción, relación, juicio, razonamiento, es decir, operaciones superiores que lo llevan a construir significado completando lo no dicho. Esas operaciones ayudan a superar el nivel de comprensión literal, la mera repetición del texto.

Luna y Sanz señalan que inferires la habilidad de comprender algún aspecto determinado del texto a partir del significado del resto. Consiste en superar lagunas que por causas diversas aparecen en el proceso de construcción de la comprensión” (Luna y Sanz en Cassany, 1994: 218). Los procesos inferenciales se despliegan cuando el lector: desconoce el significado de una palabra, el autor no lo presenta explícitamente, falta alguna información, etc. Un buen lector aprovecha su conocimiento, sus saberes previos, los recupera y los aplica. Entonces, si desconoce el significado de una palabra, lo infiere por el contexto.

Por su parte, Van Dijk (en Cubo de Severino, 2008: 43) define las inferencias como eslabones ausentes que el lector debe reponer. Así lo representa el siguiente esquema:

ecp_u3_graf_03ok

Fuente: Cubo de Severino (2008: 42)

Como último tema de este apartado, abordaremos ahora las estrategias metacognitivas y autoevaluación de la comprensión. Fijémonos que, en la vida adulta, la mayoría de las situaciones de lectura suceden en soledad, o al menos, en forma silenciosa e individual. Óptimo sería contar con tutores o colegas que nos ayudaran a leer cuando enfrentamos textos complicados, ¿no le parece? Pero lo cierto es que somos adultos, responsables y, por lo tanto, también tenemos que tender a ser lectores autónomos.

Recuerde a Emilia Ferreiro (1986) y su prédica: la alfabetización dura toda la vida, siempre habrá un tipo de discurso que nos desafíe. Qué mejor entonces que desarrollar estrategias, ya no sólo de lectura, en todos los niveles, incluido el crítico, sino también estrategias de autoevaluación. Si, como sabemos, la lectura es un proceso estratégico y flexible, quiere decir que es revisable y reorientable, corregible. Al respecto, Nuria Carriedo propone una serie de preguntas de control para aplicar al tratamiento lector en cada nivel del texto y sugiere estrategias posibles para superar los obstáculos que aparecen. Le recomendamos que consulte esta Grilla para evaluación de dificultades de comprensión de Carriedo, sobre todo, cuando lea textos no rutinarios y de un área de conocimiento que le resulte ajena o nueva.

 

Alto en el camino. Quinta parada

Para probar algunas estrategias

Le proponemos que realice las siguientes actividades para los momentos de pre-lectura y durante la lectura utilizando el texto “El Potencial del software libre en la gestión de información en bibliotecas”, de Juan M. Zurita Sánchez, disponible aquí.

 

Pre-lectura

  1. TGU_AV_2015_Bullet-1 Detectar el contexto de producción original del texto. Para ello, trabaje con los paratextos:
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Identifique el tipo de texto (artículo, capítulo de libro, libro, reseña, etc.), el autor/es, título y tema, lugar y fecha de edición y posibles destinatarios.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Lea comprensivamente la introducción/abstract.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Revise la bibliografía utilizada tratando de caracterizarla según criterios de actualidad, geográficos, teóricos, etc.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Infiera el momento socio-histórico de la producción textual.

 

  1. TGU_AV_2015_Bullet-2 Visibilizar la estructura del texto. Trabaje con los paratextos y las técnicas de resumen de información. Realice un pequeño esquema o gráfico arbóreo que recree las estructuras jerárquicas entre títulos y subtítulos del texto.

 

  1. TGU_AV_2015_Bullet-3 Clarificar la meta o finalidad de lectura otorgará sentido y finalidad al acto de leer el texto. Para ello:
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Relea el título y abstract, hojee el texto en su totalidad e hipotetice sobre los objetivos que el autor tiene para escribir ese texto.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Ahora bien, especifique cuál es la finalidad que tiene Ud. como lector de este texto en estas circunstancias.

 

Durante la lectura

  1. TGU_AV_2015_Bullet-4 Reconocer funciones discursivas (argumentativa, explicativa, descriptiva, etc.). Lea el texto completo e identifique qué tipo de texto es considerando las funciones discursivas ya estudiadas.

 

  1. TGU_AV_2015_Bullet-5 Registrar el proceso de lectura: tematización de párrafos. Realice marcas gráficas en una sección del texto a su elección: subraye ideas importantes, encapsule conceptos centrales, establezca pequeños esquemas en los márgenes, etc.
  2.  
  3. tgu_av_2015_bullet-6Abstraer ideas centrales y estructura del texto: utilizar figuras metodológicas (esquemas, cuadros sinópticos, cuadros comparativos, mapas conceptuales). Para ello, reflexione ¿qué técnica de estudio (esquema, mapa conceptual, cuadro sinóptico, comparativo, resumen, síntesis, etc.) podría ser útil para estudiar el texto?, ¿es necesario usar distintas figuras metodológicas o con una de ellas es suficiente? Lleve adelante la construcción de la/s figura/s metodológica/s elegida/s para resumir el contenido del texto.

 

  1. tgu_av_2015_bullet-7Capturar la estructura lógica de la trama textual. Lea comprensivamente otra secuencia de texto a su elección.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Marque con pequeñas llaves al borde del fragmento de texto a las secuencias textuales identificadas: presentación de tesis, enumeración de razones, ejemplificaciones, analogías, etc.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Encapsule en el texto a los conectores textuales. Ayúdese con la tabla de conectores ofrecida en la unidad 2.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra ¿Puede identificar movimientos argumentativos típicos en la escritura del autor?, ¿existen saltos temáticos?, ¿es posible marcar falta de cohesión entre ideas?, ¿qué tipo de conectores usa?, ¿están correctamente incorporados?, ¿es el texto coherente?

 

  1. tgu_av_2015_bullet-8 Identificar distintas voces en el texto. Rastree en el texto citas y referencias.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra ¿Cuáles son citas de autoridad?, ¿cuáles de ellas son incluidas para discutirlas?
  • TGU_AV_2015-bulletBarra Distinga en el texto citas directas y citas indirectas o paráfrasis.
  • TGU_AV_2015-bulletBarra En la lista bibliográfica del final, identifique citas de libros completos, de capítulos de libros, de artículos de revistas científicas y de documentos analizados.

 

   

Todas las actividades realizadas sobre el texto de este Alto en el camino ponen en evidencia que el trabajo de la lectura comprensiva incluye la puesta en marcha de distintas estrategias y el uso de diferentes técnicas. Considerando esta idea como disparadora, elabore una breve reflexión personal dando cuenta de la experiencia que Ud. ha tenido al realizar las actividades y compártala en el foro con sus compañeros.

 

 

WP_icono-siguiente

 

 

 

Print Friendly
 

Bibliografía obligatoria

 

CASSANY, DANIEL. Tipos de lectura. Comprensión lectora. En su: Enseñar lengua. Barcelona: Graó, 1994. pp. 193-207.

Print Friendly
 

Bibliografía sugerida

 

CARRIEDO, NURIA. Ejercicios de autoevaluación de la comprensión. [fecha de consulta: septiembre de 2016]. Disponible aquí

CUBO DE SEVERINO, LILIANA. Cómo comprendemos un texto escrito. Estrategias inferenciales. En su: Leo pero no comprendo. Córdoba: Comunicarte, 2008. pp. 18-30 y 40-50.

MARÍN, MARTA. Teoría de la lectura como proceso. En su: Lingüística y enseñanza de la lengua. Buenos Aires: Aique, 2004.

Print Friendly
 

 

Puede participar del “Alto en el camino. Quinta parada” en la sección “Debates” del “Espacio de trabajo” de esta unidad

Print Friendly